Artículos

Amor pactado

Las encuestas no mienten: la mayoría de los bodas tienen fecha de caducidad. Firmar un acuerdo prematrimonial es, sin duda, el mejor aval ante posibles imprevistos.

Amor pactado

Algunas cuestiones para acordar:

  1. Determinación del patrimonio privativo de cada cónyuge. antes de contraer matrimonio. Posible sometimiento a arbitraje de la liquidación.
  2. Régimen económico matrimonial: gananciales, separación de bienes o el de participación. Si se opta por alguno de los dos últimos casos. sistema de contribución al mantenimiento de los gastos familiares.
  3. Pensión compensatoria: si o no, y sus condicionantes.
  4. Atribución o no del uso del domicilio familiar a uno de los cónyuges, pactando las debidas cautelas para proteger el interés de los hijos si los hubiera.
  5. Pensión de alimentos y custodia de los hijos: exclusiva o compartida. Formas de desarrollarla y régimen de visitas.

Actualicemos los datos. Según el INE y el Consejo General del Poder Judicial, en el año 2008 se celebraron 196.613 bodas y se produjeron 131.060 disoluciones de matrimonios en España. Eso supone un 67% de fracasos, la tasa mas elevada de la UE. De estos matrimonios, el 15,9% han tenido una duración inferior a un año. Ante estas alarmantes cifras, resulta imprescindible tomar medidas y pactar antes de casarse, o incluso una vez casados, las condiciones que regirán la separación o divorcio del matrimonio si este llegara a producirse. Por el principio de libertad de pactos, se pueden alcanzar acuerdos de todas clases, lo único que hay que hacer, es superar ese rechazo inicial que produce la idea de firmar un acuerdo prematrimonial y dejarse asesorar adecuadamente. De hecho, la pareja no suele saber antes de casarse a qué se enfrenta realmente, y las consecuencias reales para su vida si pasan a engrosar la estadística de los divorcios.

Es en esos casos cuando resulta esencial acudir a un buen abogado, que les ayudará a encontrar la solución más lógica ante cada caso concreto: cuestiones como la procedencia o no de fijar una pensión compensatoria a la esposa si esta deja su trabajo para cuidar a los hijos, si la vivienda en la que va a residir la familia podrá ser vendida o alternativas aceptables para ofrecer una adecuada protección a los hijos, pueden ser perfectamente estipulados.

Así, el abogado irá desgranando todas estos aspectos, que irá recogiendo en un convenio, que deberá ser protocolizado ante notario. El problema de la casa suele ser de los más conflictivos, cuando esta es atribuida a la madre y a los hijos, y el marido tiene que salir de la misma. Y el problema es aún mayor, cuando la vivienda es propiedad privativa del marido, quien además de ingresar la pensión alimenticia, debe seguir atendiendo al pago de la hipoteca. Por eso, teniendo en cuenta que los novios desembolsan una media de 24.000 euros por boda (trajes, invitaciones, banquete y viaje incluidos), gastarse unos 750 euros –según complejidad y clase de pacto– en la preparación de un buen acuerdo prematrimonial, resulta una inversión más práctica para el futuro.

Isabel Winkels

Isabel Winkels es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y colegiada en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Especializada en Derecho civil, fundamentalmente en Derecho de familia, es Socia-directora de Winkels Abogados. Actualmente también es Presidenta de la Sección de Familia del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y profesora de Derecho de familia del Master Universitario para el Acceso a la Profesión de Abogado del prestigioso Instituto de Estudios Bursátiles.

Ver todos los artículos

Si tiene alguna duda o consulta sobre cualquier cuestión planteada en este artículo, puede contactar con el autor usando el siguiente formulario:

Please wait...