Derecho en internet

Comercio electrónico, contratación on-line, protección de datos en páginas web y regulación internacional

El rápido crecimiento de los entornos sociales online ha supuesto una importante oportunidad para el encuentro y la expansión comercial de muchas empresas y particulares, pero su regulación, el Derecho en internet, es relativamente nuevo y está en constante proceso de creación y cambio, sobre todo porque la sensibilización legal es muy alta, en especial desde la Unión Europea. Por ello, a cualquier particular y empresa le interesa estar al día en esta nueva legislación internacional, su fiscalidad, etc, fundamentalmente para saber si su negocio on-line cumple con las exigencias normativas, cuyo incumplimiento están empezando a acarrear numerosas sanciones. También es importante conocer cuáles son los derechos y obligaciones que le asisten, como consumidor, usuario o empresario.

Derecho en internet

La necesidad de integrar los aspectos jurídicos como componente estratégico desde el principio, son elementos esenciales para iniciar un proyecto on-line.

Desde Winkels Abogados queremos asesorarles sobre Derecho en internet desde el inicio de cualquier proyecto, con un carácter eminentemente preventivo, e igualmente, ayudarle a solventar cualquier problema que ya haya sufrido en este campo, ante organismos públicos, Tribunales de Justicia u otras empresas.

Por eso les ofrecemos nuestros servicios sobre las siguientes materias:

  • Comercio y contratación electrónicos. Redacción de condiciones generales de contratación y revisión de clausulado web.
  • Regulación internacional.
  • Privacidad, Cookie Law (Ley de Cookies) y protección de datos.
  • Acciones y remedios contra el daño a la reputación, intimidad y honor.
  • Propiedad intelectual.
  • Regulación del mercado de las comunicaciones y su fiscalidad.
  • Cumplimiento de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información en páginas web.
  • Asesoramiento en materia de Consumo, tanto para evitar la iniciación de expedientes, como para la tramitación de los mismos.

Y por último un consejo; personalice su web, no sólo en los servicios o productos que ofrezca, sino también en los avisos legales que en ella se incluyan; política de privacidad, protección de datos de carácter personal, condiciones generales de contratación, etc, que sean específicos, no utilice o “copie” avisos legales de otras páginas web, por muy completos y exhaustivos que le parezcan. No tener unos términos legales adaptados a los servicios y productos que se ofrecen, así como lo referente a la operativa del sitio web y de la empresa, pone al negocio online en un serio riesgo.

Y es que la mejor medida para evitar cualquier tipo de proceso o problemas con los clientes, es contar con unas condiciones legales adaptadas a la legislación desde el inicio de la actividad.

Dado que recientemente se ha reformado la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios (LGDCU), introduciéndose algunos cambios importantes para los prestadores de servicios (especialmente los que se refieren a la forma y plazos de la devolución de productos), éste puede ser un buen momento para actualizar la información y los textos legales ya existentes y completamente personalizados para su negocio en concreto.